sábado, 27 de junio de 2015

Creando

Ella me mira con sus ojos tan cálidos, no se da cuenta lo que está haciendo,
no puede ver el mundo que está iluminando, todo lo que está haciendo por mi.
Sus brazos son un mundo aparte, una realidad muy distinta a todo,
es increíble como el universo puede entrar en un solo abrazo.

Ella va creando una realidad nueva con su risa, dónde todo es especial,
el miedo queda atrás con volver a oírla, se va muy lejos.
Nunca pude entender el porqué de su luz tan especial, algo que se escapa de mi,
ahora creo que entiendo que en un mundo sin tregua, eso fue encontrar la paz.

Ella aguarda ahí, haciendo que todos los finales sean nuevos comienzos,
crea ese lugar tan especial dónde todos somos quienes en verdad somos.
Ya no hay porqué fingir ser quienes no somos, tan solo somos libres de nuevo,
de a poco el hielo se va rompiendo y está saliendo lo oculto en nosotros.

Ella encuentra los secretos perdidos en el mundo, los vuelve algo diferente,
los convierte en parte algo más, algo que hace que tus sentidos fluya.
El invierno se acerca y con él un frío que arrebata el calor de todo,
pero ella llega y el calor vuelve, volvemos simplemente a vivir.

lunes, 22 de junio de 2015

No estás sola

Disfrutando el silencio creíste encontrar tu norte hacia un nuevo lugar,
la vida te enseñó cosas distintas de las creías, te llevó a otros lados.
El cambio nos persigue a dónde quiera que vayamos, nunca escaparemos de él,
hoy somos esto, tal vez mañana seamos más o menos, pero siempre serémos nosotros.

Recuerdos de una vida que no fue nada fácil, imágenes presentes pero lejanas,
la oscuridad fue muy parte, durante mucho tiempo el silencio fue el todo.
El sentir que no podés hablar con nadie es una vieja sensación muy conocida,
esas palabras ahí dormidas no lo estarán por siempre, no olvides eso.

Quiero que sepas que no estás sola, aún podés confiar, aún podés creer,
que esas palabras que están durmiendo dentro tuyo van a salir.
No te quedes viviendo en los sueños, viví en tu realidad, que ella sea otro mundo,
que esa sea tu mundo, que sea un lugar nuevo dónde todo puede ir mejor.

El principio de todo el cambio está en vos, el deseo de buscar algo nuevo,
porque al final todos deseamos algo mejor, merecemos algo mejor.
Solo hay que empezar a florecer y dejar el invierno atrás,
y sacar toda esa hermosura que vive en tu corazón.

viernes, 19 de junio de 2015

Tristeza en la soledad

Te despertás pensando, solo recordando, dando vueltas sobre lo mismo.
Estás sentado en un rincón muy conocido, uno llamado soledad, uno muy oscuro.
Podés ver todos esos sentimientos que vuelan en tu mente y no sabés que hacer con ellos.
De repente todo se suma, todo se entrelaza y terminás en un mismo lugar.

¿Porqué será que aunque esté rodeado de gente me siente más solo que nunca?
¿Es tristeza todo esto? ¿Será que todo tendrá un fin o llevará a un lugar diferente?
Podría solo acostarme a ahogarme en todos esos recuerdos que me atormentan.
O más bien solo empezar a buscar una nueva dirección, un nuevo empezar.

¿Pero de dónde sacar fuerzas para hacer todo lo que es correcto?
¿De dónde sacar las fuerzas para poder pelear contra todo esto?
Espero encontrar la respuesta a todo lo que resuena en mi cabeza.
Quizás todas las respuestas están en mi, me hace falta poder encontrarlas.

Al final solo somos soñadores persiguiendo un mismo sueño, el de estar mejor.
En nosotros está esa fuerza para poder romper las barreras de la inseguridad que nos pesan.
Poder derrotar los males es una misión nada fácil, tal vez si fuera no tendría mucho sentido.
Así el sentido aparecerá fuera de lo oscuro y dentro de lo claro, hacia un nuevo presente.

Al encontrar eso que hace remontar todo, el miedo se va, simplemente se va.
El solo sentir esa sensación de que al final no estamos solos volvemos atrás.
Volvemos a dónde el mundo era otro, dónde eramos otros, pero si lo somos.
No somos quien eramos, tampoco quien queremos ser, simplemente somos nosotros.

martes, 2 de junio de 2015

Nada dura

Hoy me siento afortunado, por el solo hecho de sentir el roce de tu mano,
me siento feliz porque sé que estás a salvo de todo lo que te hizo mal.
Te veo, y cada instante que lo hago, desearía que ese momento sea eterno,
pero sé bien que nada dura para siempre, por eso intento guardarlo todo en mi corazón.

Quizás deba escapar de todo esto que siento, quizás deba seguir buscando,
pero no puedo pasar la vida escapando de todos los sueños que me dan vida.
Podría tan fácilmente olvidar, pero el olvido va tan acompañado de la muerte,
de la muerte en vida, del dolor de ver los días avanzar lejos de uno mismo.

Solo espero poder despertar a la mañana siguiente con la imagen de tus ojos otra vez,
espero no olvidar el sonido de tu voz, que quede grabada por siempre en mi alma.
Y si es que solo puedo volver a verte en mis sueños, quisiera quedarme a vivir ahí,
por siempre, tan solo admirándote en silencio, perdiéndome en vos.

Siendo consiente que nuestro presente pronto se irá lejos prefiero acercarme y sentir tu calor,
y no olvidar de la persona que sos, de todo lo que en verdad sos.
Si el fin está cerca que el nuestro tiempo juntos se detenga y sea eterno mientras dure,
porque si hemos de arder en los infiernos disfrutemos de los cielos lo más que podamos.