jueves, 18 de enero de 2018

Corazón de hielo

Atrás de todo eso, de esa coraza a prueba de dolor,
sé algo se esconde, algo que no muchos pueden ver.
No hemos arañado ni la superficie de toda esta historia,
ni hemos visto las estrellas de la noche de nuestras vidas.

Yo puedo ser una roca, pero esas siempre se rompen,
se rompen con las personas adecuadas.
Esas que nos muestran su verdadero yo,
esas que sus ojos encierran demasiados misterios.

Seguiré construyendo esa escalera a tu confianza,
esa que quizás algún día derrita tu corazón de hielo.
Recorreré los mil caminos de nuestro presente,
para si llegar a la meta de nuestro futuro.

Hemos acumulado tanta soledad aferrados al miedo,
quizás sea el momento de entender que no estamos tan solos.
Tantos pasan vidas y vidas buscando entendimiento,
y muchos otros tantos cuando lo encuentran no se dan cuenta.

Dejan pasar esos momentos únicos que quizás les diera tanta felicidad,
son solo parte de la apuesta que hacemos al elegir vivir.
Podemos dar mil vueltas, caernos, volver a levantarnos,
y al final todo tendrá otro sentido si estamos juntos.

martes, 16 de enero de 2018

Quiebre

Tantos años, construimos algo tan particular,
fue parte de nosotros y todo se unió en parte de nuestra vida.
El pasado alimentó momentos tan hermosos,
cosas que siempre van a vivir en nosotros.

Pero llegó el quiebre, algo se perdió,
¿Pero que fue lo que pasó?
Quizás en un momento dejamos de ser nosotros,
la vida nos llevo lejos de dónde creímos estar.

Fuimos tan perfectos, lo fuimos mientras todo duró.
pero terminamos alejándonos de lo que una vez creímos.
El tiempo deteriora tantas cosas, hasta lo que creíamos irrompible,
pero es bueno saber que todo pasa por algo, hasta los errores.

El futuro es algo muy ajeno a nosotros, algo no esconde,
quizás esta tempestad sea para mejor y todo pase.
 A veces para que los lazos sean más fuertes deben pasar pruebas,
esas que nos enseñen verdaderamente quienes somos.

domingo, 7 de enero de 2018

Algo que hace volver

Estoy otra vez perdiendo el rumbo,
me vuelvo a encontrar con la pared.
Pero no desespero, porque encontré algo de luz,
no es a la que estoy acostumbrado, pero es especial.

Ella saca lo mejor de mi, aunque el frío me deje derrotado,
aunque mi pasado pesé más que mi presente.
Supe que algo particular tenía apenas la vi,
pero las palabras me abandonaron esa vez, hoy están volviendo.

Me cuesta decir que hay en sus palabras,
pero son lo que siempre termino necesitando.
Puedo olvidar todo, solo con un poco de su tiempo,
es la sanación que necesita cualquier alma mutilada.

Los días se alejan más y más, solo va quedando un destello,
una vieja chispa de tu recuerdo en mi.
Pero es todo lo que necesito para poder ver,
es todo el combustible que mi corazón necesita.

Puedes irte, pero hay algo en ti que me devuelve a vivir,
aunque las fuerzas de la vida nos alejen.
Viviremos miles de amaneceres y ocasos,
pero siempre volveremos al mismo lugar.








jueves, 4 de enero de 2018

Sentimiento contaminado

¿Debemos estar solos por siempre?
¿Nacimos para estar con alguien más?
A muchos nos  enseñan que la soledad es una enemiga,
algo que debemos evitar a toda costa.

Evitarla aunque para hacerlo nos condenemos,
hacia una vida vacía, una llena de desilusión.
Es hasta irónico que tantos que huyan de la soledad,
intentan olvidarla en quien los hacen sentir tan solos.

Pero al final nuestras emociones nos engañan tan fácil,
creemos que existen sentimientos que a veces son nuestro deseo.
 Aprisionamos a quienes creemos querer en nuestros caprichos,
y los terminamos ahogando en nuestra ceguera.

Porque al final un sentimiento tan puro no debe contaminarse,
una persona no es un objeto, no debe ser razón de posesión.
No se puede construir nada sobre la arena de desconfianza y el temor,
porque al final una vida es más pasar males y nada más.

Creo al final somos esclavos de lo que sentimos,
pero podemos ir más allá de todo lo malo que encierra nuestro ser.
Podemos vencer y ser mejores, ser diferentes,
y al final sabremos cultivar los sentimientos sin contaminarlos.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Te odio pero te quiero

Me encuentro seguido con tu fuerza,
choco con tu gran coraje.
Puedo ser fuerte, duro o hasta indiferente,
pero siempre caigo otra vez y todo se derrite.

Puedo odiarte un día, pero quererte al siguiente,
nuestra humanidad complica todo,
quizás sea eso los que nos hace tan especiales,
que somos humanos tan imperfectos.

Una imperfección que nos vuelve únicos,
o quizás solo seamos unos locos que se encontraron,
y solo hablan locuras ¿Tiene algo de malo eso?
Creo que nadie ha llegado a nada importante siendo normal.

¿Es el destino? ¿Existe eso? Creo que cada uno crea su camino,
nuestras decisiones nos hacen ser quien somos hoy.
Yo creo saber quien sos, y eso me hace sentir bien,
porque sé que sos alguien con mucha luz.

 Puedo caer en un pozo, todos lo hacemos,
somos frágiles aunque nos gusta negarlo.
Y desde ese vacío me siento tranquilo,
porque sé que tus palabras me van a ayudar a salir de él.

Siempre vuelvo

¿Podría vivir sin ti?
¿Podría respirar sin ti?
¿Podría volver a soñar sin ti?
¿Podría volver a sonreír sin ti?

¿La vida sería la misma sin tu sonrisa?
¿Se puede seguir sin volver a oír tu voz?
¿Puede haber un nuevo principio entre tantos finales?
¿Hay un porqué para todo esto?

Hoy me encontré solo, buscando tus brazos,
no pude encontrar nada, solo un tibio recuerdo.
Quizás fuimos parte de un sueño,
uno que duro muy poco, pero al mismo tiempo fue eterno.

Hoy sé que hay vida después, aunque vuelvo a buscarte,
un último suspiro, una última mirada, lo que sea.
Algo más para tenerte conmigo una vez más,
un último camino que siempre me lleva a vos.

martes, 19 de diciembre de 2017

Perdido

Caí, siempre quise creer en los demás,
siempre dí lo mejor por esos otros.
Aferrarse a esa esperanza de que todo va a mejorar,
eso me mantuvo en pie cuando ya no podía.

Pero ahora me encuentro derrotado,
pienso que el odio esta pudiendo más.
Todos nos lastimamos por nada,
creemos lo perdido y lo defendemos a más no poder.

¿Como se sigue? ¿Como volver a creer?
No encuentro respuestas, no encuentro camino.
Cuando los que lo necesitan están sufriendo,
y no podemos hacer nada, eso me desola.

Quisiera olvidar, vaciar de mi mente tantas imágenes,
ojalá todo fuera tan sencillo, pero ¿Escapar es la solución?
Si fuera así creo que todos viviríamos huyendo de todo siempre,
y nunca encontraríamos el preciado tesoro que es la "paz".

Somos seres tan increíbles, podemos hacer tanto,
pero puede que seamos especialistas en hacer sufrir a los demás.
Habría que volver a activar nuestros corazones,
y que vuelvan a hacer cosas buenas por los demás.

Sobre todo que vuelva a hacer cosas buenas por nosotros mismos,
que vuelva esa ilusión de que los mañana iban a ser diferentes.
No es volver el tiempo atrás, es volver a hacer que el tiempo tenga sentido,
sueños, unos que hoy veo muertos, pero quizás algo los haga revivir.